Asesoramiento

EN QUE CONSISTE EL ASESORAMIENTO

Como asesor de inversiones inmobiliarias le aconsejamos sobre la compra, venta de solares y/o inmuebles, de uso residencial o no.
Nuestro trabajo consiste esencialmente en valorar la rentabilidad de una inversión inmobiliaria. Eso significa, calcular qué rendimiento se puede obtener de un inmueble, tanto si el objetivo es desarrollarlo para luego venderlo, como si la finalidad es explotarlo a través de su alquiler.

Referente a los solares, nuestro trabajo, además de realizar estudios de viabilidad, consiste en realizar una labor de búsqueda de suelo donde edificar, o de inmuebles que rehabilitar y previsiones sobre los niveles de ocupación y las rentas esperadas.

FORMACIÓN NECESARIA DE LOS ASESORES

La mayor parte de los asesores de inversiones inmobiliarias son arquitectos, arquitectos técnicos, licenciados en derecho o licenciados en economía, empresariales o administración y dirección de empresas. Todos ellos deben ser buenos negociadores y poseer capacidad de análisis. Nuestro equipo cuenta con un ingeniero y un diplomado en gestión comercial & marketing así como en gestión de empresas con más de 40 años de experiencia en el ramo de la promoción, construcción y venta de bienes inmuebles en España y en el extranjero.

AYUDAMOS A LOS POTENCIALES INVERSORES A:

Analizar: de cuánto dinero disponen y la capacidad real de su propio endeudamiento, en caso de ser necesario. Una planificación profunda de los recursos y posibilidades financieras puede evitar que ocurran efectos devastadores.
Más analizar: la oferta disponible. Lo normal es que los bancos den una preferencia exagerada al inversor interesado por su stock de poco valor que no quieren financiar. Entran en ese abanico de productos: pisos baratos, pequeños y viejos sobre los que reciben pocas ofertas de adquisición.
Y otra vez analizar: las diversas opciones que proponemos en la red nacional y extranjera de nuestros colaboradores y las que proponen las entidades bancarias y no tomar decisiones precipitadas.
Es importante fijar con mucha claridad el producto que se está buscando.
Visitar y ver varias veces el producto: antes de tomar cualquier decisión, conocer de primera mano el producto inmobiliario en el que se quiere invertir. Internet ha facilitado mucho este trabajo. No obstante, siempre es mejor visitar y conocer realmente el producto directamente antes de tomar una decisión importante. De este modo, se minimizan riesgos y posibles problemas que no se ven en las fotos.
Otra parte de nuestro trabajo consiste en: antes de firmar nada y tener todas las garantías por parte del vendedor, solicitar una copia de la Nota Simple del Inmueble para verificar que sobre el inmueble no pesa ninguna carga, los recibos del Impuestos de Bienes Inmuebles, basuras, certificado de estar al corriente en el pago de la Comunidad de Propietarios.
En resumen: asesorarse a un experto profesional que le ayudará a realizar una operación fiable, correcta, la más adecuada a sus necesidades y posibilidades, y le permitirá evitar problemas y trampas, dándole el mejor servicio posible desde su conocimiento del sector y de la legislación vigente es imprescindible. Una agencia inmobiliaria, puede convertirse en un buen aliado y su mejor amigo para conseguir una inversión segura.